martes, 9 de noviembre de 2010

No quiero que no lo sepan...

Tal vez ni nos vimos las caras nunca, tal vez nunca nos las veamos, aún así siento a las personas que pasan por aquí muy cercanas, muy cálidas.
El sábado entendí que las pesadillas que me visitan todas las noches de mi vida, con leones, con caballos lastimados, esas pesadillas en las que todas las noches son el fin del mundo, no eran nada... entendí demasiadas cosas que no sé si quería saber, pero aquí estoy.
Pude ver que morir fue respirar cada vez más suave, cada vez más débil hasta entregarse por completo, que morir no siempre era algo violento, ni siquiera un ahogo como yo soñaba todas las noches, como ahora mismo lo imagino.
Sencillamente respirar cada vez más suave...
De tanto andar por los cementerios ya había creído que la muerte era mi amiga, que nos conocíamos un poco, que, de alguna manera yo estaba salvada momentáneamente de ciertas experiencias, justamente por haberlas enfrentado siempre en forma de historias, buscando la belleza, pero la muerte no tiene amigos, pues si abraza: mata, no hay otra fórmula más que esa.
En fin compañeros, que mi amiga se me acercó demasiado y abrazó a mi mamá. Que ahora, a mis 34 el mundo me grita que me vuelva una persona mayor, que algo en el aire quiere decirme que el arte y todo lo que amo es en vano, que no hay razón para despertar cada mañana, todo en el mundo me mira con mueca de risa, de burla, como una vez alguien me miró diciéndome: "te voy a enseñar que la vida es una mierda. "
Pero desde este lugar del espanto amigos les digo que la vida siempre va a ser hermosa, siempre y que me imagino ahora a la muerte como un pasaje nada más, como cuando esas personas que se mantienen sin respirar bajo el agua, luego salen a la superficie y toman todo el aire junto; de esa forma lo creo, creo que al segundo de respirar aquí por última vez, emergemos a tomar todo el aire junto pero en otra parte, yo la llamo cielo porque no hay nada más bello que el cielo para mi.
Me resisto a ser una persona mayor, me resisto a que el mundo me gane. En fin, no sería una bitácora si no lo contara, sólo eso. Les regalo este poema:

¡PIU AVANTI!

No te des por vencido, ni aun vencido,
no te sientas esclavo, ni aun esclavo;
trémulo de pavor, piénsate bravo,
y arremete feroz, ya mal herido.
Ten el tesón del clavo enmohecido
que ya viejo y ruin, vuelve a ser clavo;
no la cobarde estupidez del pavo
que amaina su plumaje al primer ruido.
Procede como Dios que nunca llora;
o como Lucifer, que nunca reza;
o como el robledal, cuya grandeza
necesita del agua y no la implora...
Que muerda y vocifere vengadora,
ya rodando en el polvo, tu cabeza!

Almafuerte

(Solamente quería que supieran si ven cositas más tristes de lo normal, que hay un motivo, nada, ya sé igual que ustedes son de las personas que comprenden todo...)

9 comentarios:

  1. Qué decirte, Eva. La puta muerte es así. Hago mío tu dolor. Un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar
  2. Un fuerte abrazo Eva , te acompañamos en este dolor con toda la onda .
    Fuerza Piba!
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Un fuerte abrazo Eva, y aunque nunca nos veamos las caras esta es una forma de estar juntos, de compartir.

    ResponderEliminar
  4. Eva: yo también quiero acompañarte en estos duros momentos. Soy de la opinión de que "nada muere, todo se transforma", como dice la canción de Jorge Drexler. Tu madre está contigo, pero, de otra manera.Adaptarse a los cambios es dificil y cuesta tiempo.Tú lo lograrás. Un abrazo de corazón.

    ResponderEliminar
  5. Recibo todo su cariño, siempre me hacen bien, ya vuelve el arte , respiro un poquito y arranco de nuevo. Gracias AMIGOS, si vienen por Buenos Aires mi casa es la suya.

    ResponderEliminar
  6. Aprender a respirar es aprender a vivir... Yo le acariciaba la rodilla, cuando estaba en el ultimo escalon la hacía volver, pero la que cosecha todavia es más fuerte que mi magia discreta. Te podría decir que luchó, pero sabemos que en esos ultimos momentos solo se puede hacer una cosa, meditar y darse cuenta/todo resultó un juego que quita el miedo, que quita el miedo...
    Yo te cuido hermanita, seguí tu niñez, un hombre te cuida ahora y hasta el fín!!! ;-)

    Marcelo Ardilla Voladora

    ResponderEliminar
  7. Las ardillas voladoras son seres realmente raros de encontrar y difíciles de ver por estos días. Soy rica pues mi familia es una ardilla voladora y porque aprendí el secreto de que en todo desierto puede haber un pozo con agua. Tan sencillo era todo al final.

    ResponderEliminar
  8. Espada ardiente
    El agua la apacigua,
    tal es tu alama...

    Paz en el corazón,
    Pensar menos, ese es el verdadero intelcto...

    Todo es pensar o no pensar, y medir el tiempo en latidos del corazón. Pequeño empresario que negocia con la muerte, segundo a segundo, si este animal de angustias vive o no, si vale la pena. Buda significa despierto. Atento.

    Alegría, el tiempo es una impresión de la mente.

    Mucha paz... solo eso...

    ResponderEliminar
  9. Te mando un abrazo, aunque no nos conozcamos, tu visión de la vida hace que fuera como si.
    Que no te confundan, una cosa es crecer y otra es entregarse. Muchas veces te quieren engañar haciendo pasar una por otra.
    Tener responsabilidades no es sinónimo de resignación, se puede tener una vida adulta con los sueños intactos.
    Que tengas paz.

    ResponderEliminar