lunes, 4 de agosto de 2014

Regresando... todavía hay alguien?

Para poner dibujos y ser formal tengo mi otro blog,  partes alguna razón este se titula bitácora. Voy a dar un inmenso suspiro, que se me salga el nudo de la garganta sin pastillas, me volví al Blog donde están las personas, anónimas o no, con las que comparto cosas. Aquí donde no se entra a chusmear y donde alguien puede escribir algo más que sólo poner un pulgar hacia arriba.
Y es que después de la muerte de mi mamá vino el día más triste de mi vida, o sea, pasó algo peor que la muerte de mi mamá y después de eso solamente vino el destierro y la tristeza. Ya en el destierro me agarré de mi hermano, mi abuela y mi Gusi para seguir adelante, por el camino se quedó el arte, el dibujo, la facultad. Y hace poquito también se fue mi abuela, como si cada vez que desde el suelo quisiera levantar la cabeza, Dios o el diablo, o no sé qué me la pateara de nuevo.
Pero aún así estoy regresando porque hay un tiempo de suicidio del alma y es un tiempo finito donde el alma muere pero el cuerpo no, y dado que no me morí, entonces ya no vale la pena seguir esperando para vivir, o sea, para pintar, para sacar fotos, para dibujar.
Soy una persona afectiva y no me arrepiento de eso, por eso comparto y por eso regreso, porque este es mi lugar de afecto preferido. Aquí por donde andan los artistas, casi anónimos pero no tan así.
Esta es mi bitácora donde cualquier cosa que pasa en la vida tiene un poema que la cuenta, una música o una pintura que la relatan y personas que ENTIENDEN.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada